dissabte, 4 d’abril de 2015

Judá BEN HUR, "El Quijote" de mi videoteca.



Ben Hur es una película MGM de 1959 dirigida por William Wyler, adaptación de la película muda del mismo título de 1925, basada en la novela de Lewis Wallace de 1880. 

Tres horas y media de película sin desperdicio, que no os voy a resumir (tranquilos!)...

Un insuperable Charlton Heston, muy lejos del habitual  "caracartónpiedra".  (Burt Lancaster,  Paul Newman,  Marlon Brando, Rock Hudson, y Leslie Nielsen rechazaron el papel);   
La mítica y excitante carrera a pelo de cuadrigas, tirada, la de Ben Hur, por 4 hermosos caballos blancos de pura raza española;
Y, aunque la Academia de los Oscars no siempre se caracteriza por su objetividad y tino, lo cierto es que tuvieron que pasar 30 años de avance tecnológico e informático para que Titanic (1997), y la magnífica El Señor de los Anillos: el retorno del Rey (2003), IGUALARAN, que no superaran, el récord de sus ONCE estatuillas, incluida la de mejor banda sonora ( hasta hoy la única película en su género que lo ha conseguido).

No es una película religiosa, probablemente es la única donde no verás la cara de Jesús y se trata al personaje así como de pasada, por contemporaneidad con el verdadero protagonista Judá Ben Hur, sin embargo Libia e Israel prohibieron el rodaje por motivos religiosos,  la peli acaba en milagro, y se ha convertido es un clásico de Semana Santa.
Es una historia de amor, amistad y odio; de lo destructiva e irracional de la obcecación política y/o religiosa, del honor y el ansia de poder.   Un Drama, en mayúscula, en el que puedes oler el sudor de las galeras y el polvo de la arena, y sentir el dolor de una cuadriga pasando sobre tus rodillas, un drama visual sin mariconadas ni golpes de efecto gratuitos, que si aún no has visto, tengas la edad que tengas, no te la deberías perder, y que si ya la has visto, vale la pena revisar.

Cuando has visto Ben Hur comprendes porque el cine es un Arte, y que Avatar, por ejemplo,  no es más que un pastoso videojuego en pantalla gigante...

mmha, 4 abril 2015 


divendres, 20 de febrer de 2015

El amante que surgió del frio...


Deseos apagados,

reposada en el tiempo,

casi olvidado aquel cerrar los ojos

y estremecerme del recuerdo

de sábanas retorcidas.


Hombres inválidos

que despiertan bostezos

en el corazón y en las entrañas,

gelidez, allí donde debería arder Troya...



y apareciste tú

triste, tierno, grande, caliente..

amándome,

sonrojando una fría noche

 

mmha 11/11/2014

dilluns, 11 d’agost de 2014

"extravío" 2 móviles nuevos taxi Barcelona, Sony Xperia E1 negro y Nokia Lumia 520 azul


el jueves, 7-ago,  a las 8.20/8.30h. de la tarde, cogí un taxi en la Diagonal/Centro-Glorias, hasta Independencia/Córcega, como iba con muletas y me cuesta andar y mascar chicle al mismo tiempo, se me quedó en el asiento una bolsa con 2 móviles nuevos, cuando digo nuevos quiero decir que ni siquiera había abierto  las cajas,
he hecho todo lo que podía hacer, darlos de baja e inutilizarlos en la cia. telefónica, notificarlo a objetos perdidos (del Ayuntamiento y del Taxi), denuncia a los mossos...;
no dispongo de ningún dato del taxi, y el taxista (físicamente muy grande, extranjero, de piel clara, facciones redondas, y algo de melena oscura ondulada),  aunque quiera, tampoco puede contactar conmigo;
si alguien los encontró, agradeceré los entregue/notifique a Objetos Perdidos del Ajuntament (010) o del Taxi (902101564) , a la Guardia Urbana o Mossos, o, mejor aún, me llame directamente al 629449828,
montse

dijous, 17 de juliol de 2014

Donación de sangre, órganos, tejidos y médula, el altruismo más egoísta.


¿Saben que España es la primera en el mundo, año sí año también, en número de donantes de órganos?  ¿Saben que en los países donde han extendido su manera de hacer, ha aumentado ostensiblemente el número de donantes de órganos?.  Extremadura, Aragón y Catalunya se descuelgan de la media, pero no sean ustedes malicios@s, probablemente no sea por falta de ganas...

¿Qué puede hacer despertar nuestra conciencia en este tema?

Pues francamente, no lo sé, imagino que a menudo la necesidad por parte de alguien que quieres (nos acordamos de santa Bárbara cuando truena), y siempre, como en todo, el conocimiento que nos hace recapacitar en algo. 
En mi caso, cada tipo de donación tuvo su "tempo", todas con convencimiento pero por motivaciones dispares en su inicio.

La donación de órganos vino a través de un programa televisivo, enterarme que por Ley éramos potencialmente donantes, si no manifestamos lo contrario por escrito, y el apuro que pasaban médicos y familiares (quienes eran consultados por respeto y deferencia, pese a la Ley), unos por tener que preguntar, los otros por tener que responder, en un país por entonces muy influenciado por la iglesia, removió mi conciencia. 
No había tanta asociación, organización ni Internet, a falta de carnets y otros medios, en el programa recomendaban comentarlo con los allegados y llevar encima una nota firmada, manifestando tu deseo de ser donante, y eso hice.
En cuanto a la donación de ojos, cuando mi hermana trajo información del Banco de ojos y se hizo donante de corneas, yo no pude, era menos de edad, así que cuando hice la nota de los órganos, ya tenía 20 años, e incluí los ojos.


Hoy tienes otras opciones, infórmate y no esperes que truene, ni obligues a quien te quiere, en un momento tan triste, a decidir por ti:

Si te haces donante, puede que encuentres reticencias en tu entorno familiar, pero si tú estás convencid@, lo aceptarán.  Nunca me planteé donar también el cuerpo, considero que tu gente necesita emocionalmente cumplir el ritual de "enterrarte", pero no fue suficiente, ni fácil, es cierto que eran otros tiempos...  De la misma manera que yo tenía claro que antes de convertirme en polvo, mi cuerpo podía ser útil, mi madre, católica practicante, se echaba las manos a la cabeza.  En pocas cosas discutimos tanto y con tanta vehemencia, ella amenazaba con no respetar mis deseos, ni siquiera el de incinerarme, y yo le contestaba que si no lo hacía volvería después de muerta para mortificarla, lo cual era un poco así como de risa, porque la que creía en el más allá era ella, no yo.  Fue una mujer inteligente, con gran capacidad de adaptación, y con el tiempo asumió mi decisión, aunque ya nunca lo sabremos, estoy segura que la hubiese respetado.
Con la donación de medula y sangre, como era "en vivo", la mujer no tuvo estos problemas, al contrario, admiraba a los donantes. 
Mi grupo sanguíneo es rarito, y cuando mi médico me dijo que era el de los egoístas, que podíamos recibir de todos pero solamente dar al nuestro, me pareció una sangre inútil ¡es lo que tiene la ignorancia!;  como sabéis, cuando hay una intervención quirúrgica solicitan donación de sangre a familiares y amig@s, entonces me dijeron que cada grupo necesita su propia sangre, y que precisamente por ser tan escasa debía replantearme ser donante.  Esa fue la primera, la segunda me pilló "de paso" al año siguiente, te daban café, bebida y bocata, corría el 83, en ese momento no tenía un duro y me moría de hambre...
En principio me sentí como una indigente norteamericana, pero mira, sin el estrés de la enfermedad de alguien próximo, descubrí que te encontrabas mejor, durante y después de la donación,  ¿os habéis fijado la cara de los chupad@s por vampiros en las pelis? ...
Renuevas tu sangre, que está muy bien, y estás haciendo algo bueno por alguien que jamás te lo podrá agradecer, que está requetebién.  Peso más de 50 kg,  no me dan miedo las agujas ni me marea ver mi sangre,  así que decidí hacerlo al menos una vez al año. 
Te prometo que a excepción del pinchazo (y es medio segundo), no duele, y el ratito que pierdes de tu vida, te compensará con creces, física y emocionalmente .  Las campañas puntuales de recogida de sangre tienen muy buena acogida, o sea que poder podéis, solamente falta establecer como disciplina que hay que ir, y vas.  
La única excusa es la intolerancia a ver sangre, no es lo común, pero he visto chicarrones quedarse blancos y desplomarse como damiselas de película, sin más. 

La de médula, como ya lo tenía claro, bastó encontrar un Folleto de la Fundación Carreras en el Banco de Sangre.  No puedo explicar la sensación que tengo, mezcla de emoción porque me llamen, del miedo a si me llaman como lo llevaré, con la "decepción" de que no me hayan llamado aún y quizás ya no lo hagan...
Este mes se han alcanzado los 150.000 donantes!, comparada con los millones de personas que somos, puede parecer una cifra ridícula, pero no lo es, no estás muert@, no dura una hora y "escuece" un poco más que una "punchadica", en esa tesitura y en el entorno hostil, y de poca euforia por nada,  que nos toca vivir,  es una gran noticia, de la que puedes formar parte:
 

En la vida y en la muerte la donación es el acto más altruista y a la vez más egoísta que podamos hacer, estás donando algo de ti mismo por ti mismo, a cambio de "nada", ni siquiera sabrás a quién, ni si lo merece o es o no buena persona, ni podrá darte las gracias, pero... ¡¿quién lo necesita?, teniendo la satisfacción de haber salvado una o varias vidas!
Si estás san@, tienes médula y sangre para parar un tren, y si mueres, tengas la creencia religiosa que tengas (si la tienes), ya sabes que el cuerpo físico está condenado a convertirse en polvo o ser pasto de los gusanos, tú decides a quien quieres dar vida, si a otros seres humanos o a una colla de bichos feos.
Dar de comer con tu cuerpo a los osos, que a su vez dará de comer a los tuyos, ya no tiene sentido ni en el Polo.

Por último, recordar que este es un blog "íntimo y personal", sin pretensiones, escribo de lo que conozco y pienso porque necesito hacerlo, y me siento "la bien pagá" cuando en la estadística sale que alguien se lo ha leído  (básicamente porque me consta que, excepto un par de personas, mis allegad@s pasan), si además sirve para que ese alguien se plantee hacerse donante, ya será la pera aunque no me entere, supongo que es otra forma de donación...
:)

mmha, julio 2014

dijous, 12 de juny de 2014

L@s niñ@s. Ell@s aprenden y se forjan, nosotr@s aprendemos y nos maleamos.




Tengo el instinto maternal en el culo y el culo en París, sin embargo, en lo humano, si algo me parece sublime, son los niños.



Sin ellos nada tiene sentido.






Obsérvalos, escúchalos... podemos aprender mucho.  
















De nuestro lado oscuro y del más luminoso, de las cosas que son importantes y las que no, de la alegría y la tristeza, de la bondad y, porque no decirlo, de la maldad, 



esa que todos llevamos intrínseca en nuestro ser, probablemente por nuestro paso por las cavernas (pura cuestión de supervivencia).  




El hombre es el único animal que no nace “predeterminado”,  y al que más, y a la vez menos (supuestamente por nuestra innata inteligencia), le cuesta adaptar/se al medio.  Nace aprendiendo y, hasta su muerte, seguirá aprendiendo. 
  


Ell@s aprenden y se forjan, nosotr@s aprendemos y nos maleamos.

 






Decidimos por ellos, todo, ni siquiera pueden escoger si dos papás, dos mamás, o un papá y/o una mamá, o solo un papá y un tubo de ensayo/vientre de alquiler, o solo una mamá y otro tubo de ensayo/donante anónimo de semen...








No nos deben nada, no pidieron venir, ni cuándo, ni cómo, ni dónde, tú les debes todo, y si no somos capaces de cuidarlos, de protegerlos, de educarlos con todo el amor posible y un poco más, no somos nadie, si les machacamos con nuestras frustraciones sin respetar su carácter, 
si no somos capaces de reconocer sus capacidades y sus limitaciones, para encaminar SU futuro, no nos podemos llamar adultos.






Les trasmitimos nuestras enfermedades, nuestra raza, nuestro origen, la religión o el ateísmo, nuestro idealismo, nuestros miedos, la nariz, los pies, nuestra cultura, nuestra lengua..., 





lo mínimo que debemos hacer es facilitarles el conocimiento y la educación, darles acceso a la naturaleza, el arte, la ciencia, la historia..., 



que sepan que hay otros mundos y no están en tí, para que ellos, cuando llegue el momento,  puedan decidir con criterio el camino a seguir.  

Y tú, calladit@ y apoyando, aunque creas que el ostión va a ser de órdago, y si así fuese, tú, de nuevo, calladit@ y empujando, más si cabe...


















L@s niñ@s son nuestro tesoro, un espejo en el que mirar el niñ@ que fuimos y como lo vivimos, un prismático –a menudo invertido- de lo que nos hubiese gustado ser y que, quizás por ellos, ya nunca seamos;  


el oráculo vital que nos recuerda que podemos hacer y que no, para equivocarnos lo menos posible; porque equivocarte te equivocarás, porque incluso sin equivocarte, nada te garantiza que cuando crezca ni siquiera parezca que lo has hecho medio bien, pero debes intentarlo...



Instintos irreprimibles aparte, hay que ser o muy valiente o muy egoísta o ignorante para ser m/padre..., 







pero ya que nos ponemos, sé responsable, de nosotr@s depende su felicidad, 
pero de ellos dependerá nuestro futuro, 
y esa es mucha carga para seres tan pequeñit@s...















L@s niñ@s. mmha (mouhArt) 21/04/2014 
















(Algun@ se preguntará qué cómo me atrevo a hablar de esto sin tener hij@s.  Será porque no me dirijo solo a papás y mamás, ni pretendo dar lecciones a nadie (cada casa es un mundo), y, sobre todo, porque hablo como hija, como ex-niña, como observadora, como educadora, y como persona, que no es poco. 
Por otro lado, sin tirantez, estamos en un blog “Íntimo y PERSONAL”.  Aunque si así lo decido, como adulta que soy, me lo puedo llevar a cualquier otro... J)